BLOG

¿QUIERES SER ESCORT? TE CONTAMOS CóMO HACERLO

Cómo convertirse en escort

Con la llegada de septiembre nos planteamos nuevos retos. Vuelven las clases, la rutina laboral y el estrés diario. Quizás estés pensando empezar en un nuevo trabajo y puede que alguna vez te hayas planteado convertirte en escort de lujo pero, por unas u otras razones, no te hayas atrevido.

Hoy queremos contaros cómo es ser modelo de Marissa Escorts y el proceso que hay que seguir para conseguirlo. Os lo va a contar directamente una de nuestras acompañantes, porque no hay mejor manera de conocer la realidad, que oírla de alguien que la ha vivido en primera persona:

Yo entré en el mundo de las escorts en mis últimos años de universidad. La vida de estudiante no te deja mucho tiempo para trabajar y los trabajos a los que puedes acceder son, cuanto menos, precarios, mal pagados y con malos horarios. Estaba cansada de perder todo mi tiempo libre trabajando como camarera de clubes nocturnos o trabajando fines de semana en supermercados.

Un día viendo una serie, aparecía una mujer elegante, guapa, vestida con ropa preciosa y muy inteligente. Cuando otra mujer le preguntaba que a qué se dedicaba para poder permitirse un bolso como el que llevaba, la mujer le contestaba que era escort de lujo.

Fue como descubrir una posibilidad que no me había planteado y empecé a investigar sobre el mundo de las escorts. Tenía miedo a que me explotasen, a tener que hacer cosas que realmente no quería hacer y a meterme en un mundo del que quizás no pudiese salir.

Conforme más experiencias de escorts leía, más me daba cuenta de que es un mundo totalmente diferente al de la prostitución. Las mujeres que son realmente escorts y que colaboran con una buena agencia, son realmente libres para tomar sus propias decisiones. Escogen a sus clientes, ponen sus límites y sus horarios y no hacen nada que realmente no quieran hacer.

Busqué opiniones de otras escorts en mi ciudad y, aunque habían varias agencias que parecían de confianza, la que más opiniones positivas recibía era sin lugar a dudas Marissa Escorts. Tanto los clientes como las acompañantes estaban encantados con esta agencia.

Pensé que una agencia que llevaba tantos años siendo un éxito, debía hacer las cosas bien. Así que decidí contactar con la agencia para resolver las últimas dudas que me preocupaban y el trato fue tan agradable y cercano, que ya no me quedaban dudas de que la mejor opción para ganar algo de dinero mientras estudiaba era la de ser acompañante de lujo en una agencia como Marissa Escorts.

Me explicaron que el casting era un proceso exigente y qué cosas necesitaban conocer sobre mí. Rellené el formulario y en pocos días contactaron conmigo para concertar la entrevista personal. Me sorprendió la meticulosidad de la selección y lo enserio que se toman que realmente estés preparada para dar ese paso y que realmente sea algo que quieres hacer.

Si quieres ser escort en una agencia como Marissa Escorts debes cumplir algunos requisitos:

Tener formación media y universitaria: para la agencia es muy importante que sus escorts sean personas con inquietudes, ambiciosas, que tengan una buena educación y saber estar, que sepan escuchar y participar en cualquier tipo de conversación.

Elegancia y discreción: son dos de las grandes señas de identidad de la agencia y es lo que sus modelos deben representar. Buscan mujeres saludables, atractivas y con buen físico. También mujeres elegantes, discretas, inteligentes y que sepan cómo actuar en cada momento.

Carácter extrovertido: ser sociable, agradable y disfrutar del trato con la gente es un requisito indispensable. Para Marissa Escorts es muy importante que sepas muy bien lo que quieres y que tengas unas metas que desees alcanzar.

En Marissa Escorts se toman muy en serio la seguridad y comodidad de sus modelos. No cualquiera puede ser cliente de la agencia, solo tienen cabida hombres educados, respetuosos y prestigiosos. Se aseguran de que la experiencia sea satisfactoria tanto para el cliente como para la modelo y, con la agencia amparándome, siempre me he sentido cuidada y protegida. Sé que nada malo debería pasar porque tienen un control exhaustivo sobre cada mínimo detalle, pero también sé que si algún día pasa algo, cuento con un equipo que me respaldará y me apoyará.

Otro factor importante para mí era el tiempo libre. En Marissa Escort no tienes que cumplir con ningún mínimo de horas ni con ningún horario: tú eres quien establece tu disponibilidad, quien escoge si quiere quedar o no con un cliente, quien establece los servicios a ofrecer. Nunca te sentirás forzada a nada, tú eres quien toma cada decisión final.

Evidentemente también había una motivación económica. Gané más dinero en mis primeros meses en la agencia, que en todos los años anteriores como camarera y cajera juntos. Además, trabajando muchas menos horas de las que solía trabajar y con un trato mucho más respetuoso y digno del que solía recibir de algunos clientes en el ambiente nocturno. No te voy a decir que sea algo fácil, ser escort no es una experiencia para todo el mundo, pero si estás segura de hacerlo, te aseguro que no es un mundo tortuoso, oscuro y desagradable como socialmente se cree.

Además tuve el placer de trabajar con otras modelos en algunas fiestas privadas y otro tipo de servicios. Era agradable conocer a otras mujeres con mi misma situación y experiencia. Poco a poco me fui sintiendo como si formará parte de una gran familia y, aunque hace ya algún tiempo que cumplí con las metas que me marqué cuando empecé en el mundo de las escorts y dejé de serlo, es una experiencia que recuerdo con especial cariño.

Socialmente el mundo de las escorts sigue suponiendo un gran tabú, algo de lo que no se habla y que genera muchas dudas y prejuicios. Como siempre digo, creo que para poder hablar con propiedad de algo, primero debes conocerlo. Yo decidí conocer el mundo de las escorts y así pude formar mi propia opinión.

Y, como alguien que se ha dedicado a esto durante algunos años, solo puedo decirte que si realmente has estudiado todas las posibilidades y lo tienes claro, lo hagas. Siempre estás a tiempo de dar marcha atrás, nada ni nadie te ata a este mundo cuando realmente escoges una agencia de confianza como Marissa Escorts. No te quedes con las ganas de descubrir si esto es para ti, ¡te aseguro que no te arrepentirás!

VOLVER