BLOG

SEXO TáNTRICO: CóMO PROLONGAR Y POTENCIAR EL ORGASMO

Sexo tántrico con una escort de lujo

El sexo rápido puede estar bien para parejas que llevan muchos años juntas o para determinadas situaciones, pero cuando quedas con una de las chicas de Marissa Escorts, seguro que quieres disfrutar de cada momento y alargar la experiencia todo lo posible, ¿verdad? Hoy os vamos a hablar del sexo tántrico: cómo prolongar y potenciar el orgasmo.

El sexo tántrico se basa en el Tantra, una tradición esotérica oriental muy antigua en la que se entiende el placer como una herramienta para llegar a la plenitud espiritual. El sexo tántrico no tiene como único fin el orgasmo o la eyaculación, si no que se trata de disfrutar al máximo de cada caricia, beso y movimiento, retrasando la eyaculación lo máximo posible para lograr una experiencia más intensa y duradera.

Esta corriente oriental, por tanto, basa la felicidad y la plenitud en el sexo, convirtiéndolo en un estilo de vida. Existen varias claves que, según el Tantra, hay que seguir tanto en la vida diaria como en el sexo para alcanzar la máxima felicidad y el máximo placer:

El ambiente: como en cualquier experiencia sexual, el ambiente es una de las cosas más importantes también en el sexo tántrico. Si nos cuentas cuál es tu entorno favorito, la modelo que te acompañará en esta experiencia se encargará de preparar el apartamento de lujo antes de que tú llegues. En el sexo tántrico se recomienda prestar especial atención a aspectos como la iluminación, los aromas, los sonidos e incluso las bebidas como el té o las infusiones y la comida ligera.

Como dice la expresión latina: "Carpe Diem", disfruta el momento presente. Para practicar el sexo tántrico, lo más importante es centrarte por completo en ti mismo, en la persona que tienes delante y en lo que ambos estáis sintiendo. Deja todas las preocupaciones en la puerta y que nada te distraiga del maravilloso momento que estás viviendo.

Aceptación propia y hacia la otra persona: En Marissa Escorts creemos que, si algo no te gusta, puedes cambiarlo y debes hacer todo lo que puedas para conseguirlo. Esto no implica que, en el camino para conseguirlo, tengas que ser infeliz: hay que aceptar en cada momento nuestras circunstancias y trabajar cada día para llegar al punto en el que queremos estar.

Y esto incluye nuestro propio cuerpo: una de las bases del sexo tántrico es aceptarte a ti mismo como eres y aceptar de la misma manera a la otra persona. No dejes entrar los complejos o las inseguridades a la habitación, céntrate en disfrutar de cada centímetro de tu cuerpo y del de nuestras escorts de lujo.

Armonía y fluidez: las prisas y la tensión son los peores enemigos del sexo tántrico. Es importante que nos dejemos llevar por lo que sentimos y que nuestros movimientos sean armoniosos y fluidos, dejaos llevar por los movimientos del otro como si fueseis dos bailarines en la pista de baile, de esta manera las caricias serán más intensas.

Expresarse sin tabúes y con total libertad: confía en nuestras chicas y cuéntales qué es lo que más te gusta y lo que no te gusta en absoluto, hablad de vuestras preferencias para poder disfrutar al máximo de cada momento que paséis juntos. En el sexo tántrico es primordial escucharse a uno mismo y a la otra persona para conseguir la experiencia más placentera.

En el sexo tántrico, los preliminares son tan importantes o incluso más que la penetración. Como ya hemos dicho, se trata de disfrutar al máximo de cada cada movimiento y de nuestros cuerpos, por lo que se centra la atención en hacer que la experiencia dure el máximo tiempo posible. La eyaculación debe retrasarse todo lo posible, y para ser capaces de ello es importante aplicar técnicas milenarias:

Ejercicios para fortalecer la musculatura que rodea la pelvis y la zona del perineo. Un buen ejercicio para fortalecer estas áreas es el siguiente: toma aire, contén la respiración y contrae las zonas antes de volver a expulsar el aire. Al principio puede resultarte complicado contraer estos músculos si nunca antes lo habías hecho, pero con paciencia lo conseguirás. Este eercicio también te ayudará a tener un mayor control sobre tu cuerpo. 

También es importante conocer tu cuerpo y dónde están tus límites. Se conoce como punto de no retorno al momento en el que el grado de excitación es tan elevado, que no puedes evitar eyacular. Antes de llegar a ese punto, controla tu respiración y musculatura como te hemos enseñado en el punto anterior, te ayudará a retrasar la eyaculación y prolongar la experiencia sexual.

El ritmo y la fluidez de movimientos también son imprescindibles en el sexo tántrico. Para retrasar la eyaculación y alcanzar un orgasmo más intenso y duradero, es necesario cambiar la intensidad y el ritmo durante la experiencia sexual, tanto en los preliminares como en el coito. Un ejercicio tántrico recomendado durante el coito es realizar una serie de penetraciones suaves seguida de una penetración profunda. Puedes realizar 6 suaves y una profunda, o ir disminuyendo cada vez el número de penetraciones suaves antes de una profunda. 

Tras contener varias veces la eyaculación, puede que ya no aguantes más. Entonces sabrás que ha llegado el momento de dejarte llevar y liberar toda la pasión contenida que habrás acumulado tras esta larga y placentera aventura sexual. Prepárate para caer rendido, tendrás uno de los orgasmos más duraderos y placenteros de tu vida. 

VOLVER