BLOG

UN CLIENTE DE NUESTRA CONFIANZA NOS RELATA SU PRIMERA EXPERIENCIA CON UNA ESCORT MARISSA Y POR QUé SIEMPRE CONFíA EN MARISSA ESCORTS.

Te vuelves cada vez más exigente y conocer a alguien que te resulte interesante, atractiva, divertida… es realmente complicado. Tengo un día a día bastante intenso, me levanto pronto para ir al gimnasio con mi personal trainner, desayuno en la cafetería frente a mi oficina mientras leo las noticias y empieza mi día de trabajo sin parar, alguna comida con clientes a mediodía o a veces jugamos a tenis o a golf, hasta casi el final de la tarde. 

 

Me cruzo con chicas guapas, mujeres interesantes, entablo alguna amistad, pero no me llegan a llamar profundamente la atención o a veces, simplemente, me exigen más tiempo y dedicación del que tengo para mi mismo. Y entonces te preguntas si el raro, en realidad, eres tú…

 

En muchas ocasiones, a veces comidas de negocios, otras viajes, incluso el cumpleaños de un amigo un sábado por la tarde, tenía la sensación de que me hubiese gustado estar con una mujer que me hiciera sentir relajado y acompañado, que me aliviara esa presión interna y quisiera disfrutar del sexo en todas sus versiones. 

 

Así es como conocí a Marissa Escorts y hace años que mantenemos una estrecha y sincera amistad. Marissa se convirtió en una confidente que entendía las necesidades de un hombre como yo, captó en seguida lo que ocurría en mi cabeza y me organizó una cita con una de las escorts. 

- Simplemente dime el tiempo que tienes disponible y yo lo preparo todo, no te preocupes de nada más LV. - me dijo sonriente y tranquila con la seguridad de quien está convencida del éxito. Me estrechó la mano cariñosamente y en su mirada perspicaz advertí cómo ya estaba planeando en su cabeza la cita con la escort Marissa.

A mediodía acudí a mi cita, pues sólo disponía de un par de horas para comer y poco más. Marissa había elegido un apartamento en el centro de Valencia con vistas a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, allí me abrió la puerta una chica joven y natural, sonriente me dijo que pasara. Era preciosa, se llamaba Claudia. Advertí al fondo una terraza con una mesa sobre la que había un catering preparado, una botella de Rivera del Duero y en la cubitera, otra botella de Don Perignon.

Era verdad, no tenía que preocuparme de nada. Claudia me hizo sentir como si nos conociésemos de mucho tiempo, y disfruté del sexo como no lo había hecho nunca. Se me hizo especialmente corto el tiempo con ella y cuando salí de allí me sentía con una energía renovada, con una vitalidad que nunca había experimentado. 

Desde entonces confío en Marissa Agencia de Escorts para cada encuentro con una señorita de compañía de lujo, siempre acierta el tipo de acompañante que deseo para cada ocasión y las expectativas son siempre altamente superadas. Sus detalles y nivel la convierten en la mejor agencia de acompañantes de lujo de España, les aconsejo que si en alguna ocasión se han sentido como les he estado redactando, no duden en ponerse en contacto con Marissa Escorts.

 

VOLVER